Tarot y videncia

Soy Rosa, tarotista y vidente. Llevo más de veinte años dedicándome profesionalmente al Tarot.

Sé interpretar diferentes tipos de cartas; el tarot de Marsella, el tarot Gitano, el Egipcio, el Osho Zen, etc. Aunque mi especialidad es el tarot de Marsella y la baraja Española, pues es en las cartas  donde puedo interpretar los mensajes con mayor claridad.

Me siento muy cómoda tratando temas sentimentales. Tengo una gran sensibilidad y mi intuición me sirve de ayuda para comprender la situación por la que pasa el consultante. En algunas ocasiones, la persona que lanza su pregunta a las cartas, lo hace con cierto temor o desconfianza. Hay quien no es completamente sincero, quien no se atreve a mostrarse abiertamente o quiere resguardarse fingiendo ser quien no es. 

Pero, después de muchos años atendiendo consultas, tanto telefónicas como presenciales, he logrado aprender a leer también en el tono de la voz de las personas. 

Soy consciente de que te puede costar abrir tu corazón, hablar tranquilamente de lo que te preocupa y hacerlo con naturalidad. Por ello intento siempre darte esa confianza que necesitas, para que puedas hacer tu consulta sin ningún tipo de presión. 

Recuerda que yo no te voy a juzgar, no es mi labor. No juzgo ni tu vida, ni tu comportamiento ni nada relacionado con lo que me preguntes. Yo solo estoy aquí para intentar ayudarte y servirte de orientación en tu camino.

Te hablaré siempre con total sinceridad, desde el respeto y la educación. No quiero que recurras a mi consulta porque te digo siempre lo que quieres escuchar. Yo leo e interpreto lo que dicen las cartas y si no es lo que esperabas, no voy a darte una versión que te agrade, pues no quiero engañar a nadie.

Tampoco me gusta andarme con rodeos ni sonsacarte demasiada información que no sea de utilidad para tratar el tema de tu consulta. Mis predicciones son claras, huyo de la ambigüedad porque creo que solo generan confusión. 

Estoy convencida de que te puedo ayudar a encontrar las claves precisas para poner claridad en tu vida y que consigas disfrutarla plenamente.

Llámame y pregúntale a las cartas lo que te inquieta.